Esto es fútbol del Paleolítico

Desde el pasado Mundial vengo arrastrando un malestar acerca de este deporte. El fútbol no avanza, ni evoluciona. Me causa un estupor enorme ver los inmensos, imperdonables y horribles errores arbitrales que se suceden en cada partido que se celebra en cualquier liga o competición. No se salva ninguna, Champions, Liga, Premier, Calcio, etc. Lo de ayer en Sevilla, de risa total. ¿Entró? ¿No entró? Este debate, al igual que el de los fuera de juego, agresiones, barreras mal situadas,  insultos, goles fantasma y demás aberraciones que acompañan aún al “deporte rey” se salvan con la ayuda de la tecnología. El tenis ha evolucionado con el ojo de halcón, un ejemplo de superación de un deporte en el que siempre gana el mejor limpiamente. 2011 está llamado a ser el de la revolución tecnológica, y aún los amantes del balompié tenemos que ver a dos tíos corriendo con la lengua fuera y banderín en mano de un lado a otro calculando  si cuando sale la pelota del pie el atacante está detrás del último defensa contrario, y esto en la mejor de las situaciones que se pueden dar. ¿Ustedes creen que el linier de ayer podía ver desde la banda si el balón entró o no? Es imposible. Pero el tío, con dos huevos: “No entró”. Miren basta ya de hipocresías, este deporte se muere, ya cansa, apesta por los errores continuos y lo peor es que ya es costumbre. Lo de los linieres es de risa, perfectamente sustituibles por cualquier robot sobre raíles creado por cualquier chiquillo hoy en día. El uso del vídeo se hace necesario en múltiples ocasiones para los árbitros, y no hablemos de la figura del cuarto árbitro. A mí me encanta ver la pizarra electrónica, un avance sin precedentes en la historia del deporte mundial, que pasada, capaz de memorizar números para los cambios, increíble avance que ha hecho del fútbol un ejemplo mundial. “El electrónico” para que se hagan una idea es como un Ipad gigante cuya única aplicación es mostrar numeritos, solo eso. Y seguro vale una pasta. Y sustituye a la pizarra convencional, la cual tiene la misma aplicación, enseña los mismos números, los de los cambios o tiempo de prolongación de cada parte. Piénsenlo si actualizamos el fútbol a los tiempos que corren también se podrá controlar estas situaciones de gente maleducada rodeando al árbitro, protestando, gritándole, etc. El árbitro con ayuda tecnológica figúrense, será Dios dentro del campo. Nadie le discutirá nada, y el que lo haga “al vestuario”. Hoy en día un árbitro es lo más parecido a un torero, pero sin herramientas de trabajo. Por otro lado,  que envidia da ver a los jugadores de Balonmano, se dan hostias hasta en el carné, y eso que el audio aún no es real, que si oyéramos los manotazos, piñas, gritos y demás (también en el basket) nos daríamos cuenta de lo nenas que son muchos futbolistas. Todos los días vemos el teatro y la marrullería que rodean al fútbol once. Si protestas en Balonmano, Fútbol Sala o Baloncesto tienes asegurada la tarjeta amarilla, no te digo ya si te pasas en el tenis. Hasta el Boxeo es más limpio que el fútbol joder. ¿Cómo puede ser esto? Abran los ojos de una vez. Muchos de ustedes acuden al fútbol con sus Smartphones capaz de todo gracias a sus aplicaciones, conectados 24 horas a Internet, podemos chatear desde el propio campo, e incluso disponer de Wifi allí mismo. Los periodistas y fotógrafos pueden desde hace años mandar sus trabajos desde el propio lugar de juego, y un sinfín de servicios para el profesional y aficionado se han introducido alrededor del terreno de juego. Lo de las vallas digitales es el invento del siglo. Todo evoluciona alrededor del Fútbol, menos el deporte en sí. Dicho esto, por favor, métanle un chip al balón para los casos de “goles fantasma”, que desde el gol de Míchel con España a Brasil en México 86, no se ha hecho nada al respecto. Pongan robots con raíles en las bandas que calculen al milímetro los fuera de juego, que sean más infalibles que los linieres del Pro Evolution Soccer, estos robots podrían reproducir la jugada en caso de duda en los paneles del el estadio la vea, y si se averían los robots pues saquen de nuevo a Fermín el del Banderín. Existe un spray para las faltas, el árbitro marca con este bicho una raya en el césped y la barrera no puede pasar de ahí. Asunto de la barrera arreglado. No es broma, el fútbol está estancado en el pasado, es un deporte arcaico. En el pasado Mundial las altas esferas mandaron quitar las reproducciones “in situ” de las jugadas del partido porque condicionaba a la afición y coaccionaba al árbitro. ¿Me he perdido algo?  A partir de ahora, seguiremos atentos, este fin de semana podremos más ejemplos. Muchos más ejemplos de errores arbitrales en el fútbol.

Anuncios

2 responses to this post.

  1. Un periodista de ABC me ha copiado parte del texto del artículo de opinión Futbol del paleolítico, de mal gesto claro, a mi no me importa, pero por favor avisen.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: